La Depresión va a ser (ya lo es) uno de los grandes males del ser humano  en el siglo XXI. Lo dicen los sociólogos y los psiquiatras. Una vida laboral llena de estrés, personalidades mal construidas, crisis financiera, crisis de valores, crisis en la familia, etc. han conseguido que la personas comiencen a deprimirse cada vez más, dicen los expertos, niños y adolescentes incluidos. Y la biblioteca, aunque algunos no lo sepan, es un magnífico “antidepresivo”. Voy a argumentarlo en ocho razones, espero que te convenzan.

Imagen relacionada

Las bibliotecas nos ayudan a vencer los sentimientos depresivos

¿Por qué la biblioteca sirve para subirte el ánimo?

1.En la biblioteca casi todo es juego…

En realidad, casi todos los servicios de la biblioteca, su colección y lo que ésta puede ofrecerte está “gamificado”; es decir, se te ofrece en forma de juego o, al menos, de una manera divertida; ya sean actividades, documentos, servicios virtuales… y el juego enciende el alma, despierta el ánimo. De eso no hay duda.

2.Los profesionales que atienden al público en las bibliotecas, pese a los tópicos, son más amables y empáticos que en cualquier otro “establecimiento” u organismo…

A pesar de que algunos manidos tópicos hablen de bibliotecarios/as con un carácter agrio y huraños, nada más lejos de la realidad. Los bibliotecarios tienen una marcada orientación de atención al cliente/usuario, saben perfectamente que deben tratarlo bien e interactuar con él no sólo como bibliotecarios, sino como maestros, orientadores o incluso amigos. Es un beneficio importante para paliar la tristeza y el bajo ánimo de un visitante.

3.La lectura (esencia de la biblioteca) es un potente antidepresivo…

La biblioteca o mediateca actual es mucho más que libros, eso ya lo sabe casi todo el mundo. Pero, a fin de cuentas, la lectura y sus “derivados” son la esencia de ésta. Está demostrado y lo han afirmado ya muchos estudios, así como expertos psicólogos y terapeutas, que el acto de leer otorga una nueva dimensión al lector y aumenta su nivel de felicidad. Y la biblioteca, sin duda, fomenta la lectura en casi todos sus rincones.

4.”Aprender” es una actividad inigualable que eleva la autoestima…

La biblioteca es sinónimo de aprendizaje. No porque lo digan organismos de la talla de la UNESCO, IFLA, ALA o el MECD; sólo hay que preguntarle a cualquier estudiante cómo se siente cuando aprende cosas nuevas. En la biblioteca, todo está orientado a aprender. Si una persona con el ánimo bajo se inicia en ese proceso educativo, aunque sea no formal, va a ver fortalecida su autoestima y con ello su sensación de bienestar.

 

Resultado de imagen de leer un libro

La lectura es un potente antidepresivo

 

5.Las tecnologías (tan presentes en las bibliotecas) nos evaden de los problemas…

La virtud, ya lo dice el refrán, está en el término medio. Es verdad que en los últimos años ha tenido lugar entre los jóvenes (y adultos) un uso enorme (e incluso abusivo) de las tecnologías. Estamos inmersos en la Sociedad del Conocimiento y de la Información y el uso de éllas es inevitable. Realizado con mesura, aquel ciudadano que se encuentre con el ánimo bajo va a encontrar en la biblioteca un lugar donde las TICs son el pan de cada día y, éstas, repito, usadas moderadamente, son un instrumento lúdico (entre otras cosas) que hará que quien las use se evada y se entretenga combatiendo así el posible estado depresivo.

6.La biblioteca es un excelente conector con el mundo y los seres humanos…

Quizás esté ya muy manido el discurso que afirma que las bibliotecas se han convertido en un lugar de encuentro social, principalmente, pero es tan verdadero como real. La biblioteca va a sacar al visitante deprimido de su aislamiento y su soledad y le va a conectar con personas con sus mismas inquietudes, con la actualidad de su ciudad… con la vida.

7.La biblioteca es un lugar que te hace sentir seguro…

No es ése el objeto de una biblioteca en la actualidad: salvaguardarnos de los “peligros” y “amenazas” de la realidad cotidiana. Pero sí es verdad que, cuando una persona está triste, se siente desguarnecida, insegura, desprotegida. Y ante esto, la biblioteca actual nos ofrece un espacio de bienestar, de conocimiento, de tranquilidad y de seguridad perfecto para el abatido.

 

Resultado de imagen de lector en biblioteca

La biblioteca es cobijo y es seguridad

 

8.La biblioteca es “inclusiva”…

En la biblioteca tiene cabida cualquier persona y, además, se crea entre sus paredes un enorme sentimiento de pertenencia que nos hará sentirnos partícipes, integrantes de un grupo humano. La biblioteca inclusiva es un bálsamo para los problemas de ánimo.

 

Enrique Navas Benito / Director de la Academia Auxiliar de Biblioteca

 

 

 

¿Quieres saber más? ¿Quieres opositar con nuestra ayuda y más material como este post?

Auxiliar de Biblioteca

Academia “Auxiliar de Biblioteca