alumno estudiando biblioteca

Necesidades de los alumnos en las Bibliotecas Universitarias. Imagen extraída de 20minutos.es

Actualmente, la Biblioteca Universitaria, que crece y madura al ritmo que lo hace la comunidad universitaria y también la ciudadanía en general, ha ampliado el abanico de usuarios a los que atiende. El concepto CRAI (Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación) ha dejado atrás esa concepción de la BU como un simple depósito de documentos donde los alumnos van a coger libros en préstamo. Ahora contamos con bibliotecas repletas de tecnología y personal especializado, además de salas y recursos de aprendizaje y modernas técnicas pedagógicas. Nos encontramos con estudiantes, docentes, investigadores, alumnos de tercer ciclo, erasmus, usuarios externos, etc. Pero a pesar de esta realidad, lo que no ha cambiado, sin embargo, es que el principal usuario de entre todos ellos, la referencia y la razón de ser de estas bibliotecas, por encima de cualquier otro visitante, es el alumno de Grado, importantísima fuente de ingresos para la Universidad y razón primera de todo lo que se hace en ella. Podríamos decir que el estudiante de Grado es el ADN de la comunidad universitaria.

Y claro, la Biblioteca Universitaria (sus componentes) debe tener claro cuáles son las necesidades básicas (al menos ésas) del estudiante. Sinceramente, pienso que la Biblioteca Universitaria en España goza de una estupenda salud, cada vez mejor, pero me gustaría dejar patente en este post cuáles son, a mi parecer, las 5 necesidades básicas, fundamentales, que un estudiante de Grado necesita de su biblioteca para estar satisfecho. Son éstas:

1) Confortabilidad para el estudio: Aunque la teoría bibliotecaria desdeñe y condene la idea de “biblioteca universitaria como lugar de estudio”, la pura verdad es que los estudiantes tienen que estudiar mucho y la mayoría de ellos eligen la biblioteca como el lugar para hacerlo. Por lo tanto, ésta debe acondicionar una sala de estudio dentro de la biblioteca silenciosa y cómoda. Si puede, también, debe tener una sala de estudios anexa y salas de trabajo en grupo insonorizadas y puestos de silencio en una sala también habilitada para el estudio sin ruidos. Será imprescindible:

  • Silencio (con excepciones, claro)
  • Sillas y mesas ergonómicas
  • Espacio suficiente
  • Luminosidad adecuada
  • Un horario de apertura suficiente
  • Vigilancia y asesoramiento
  • Cercanía de los emplazamientos con la colección física y el OPAC
Biblioteca

Biblioteca de la Universidad de Alcalá. Imagen extraída de madridactual.es

2) Un servicio profesional y adecuado para satisfacer sus necesidades como alumno y como usuario

El alumno va a ir a buscar a la biblioteca no sólo un lugar de estudio, sino muchas otras cosas que veremos en los siguientes puntos. Y va a demandar una serie de servicios y cualidades en los profesionales de la biblioteca para poder estar a sus anchas.

  • Conocimiento de la colección y de la bibliografía usada en su Grado
  • Conocimiento del funcionamiento del OPAC
  • Dominio de las herramientas de búsqueda: OPAC, Herramientas de descubrimiento, Motores de Búsqueda, Metabuscadores, Catálogos colectivos, etc.
  • Conocimiento del servicio de préstamo y consulta en sala de la biblioteca
  • Flexibilidad (sin perder la profesionalidad) en sus decisiones
  • Amabilidad
  • Complicidad
  • Conocimiento del funcionamiento, horario, etc. de la biblioteca
  • Empatía y escucha activa

3) Herramientas útiles al alcance del alumno necesarias para su estancia en la biblioteca

Pero no sólo conocerlas, también saber enseñar su uso al alumno. Estamos en la época de la Alfabetización Informacional en bibliotecas.

  • Gestores de Referencias Bibliográficas
  • OPAC y Herramientas de descubrimiento de la biblioteca
  • Redes Sociales académicas
  • Plataformas de préstamo de libros electrónicos de la biblioteca
  • Espacios personales virtuales tipo “Mi cuenta”
  • Acceso a plataformas de aprendizaje de la facultad/Grado
  • Internet y Motores de búsqueda
  • Web institucional de la Biblioteca
  • Los Servicios Virtuales que ofrece la biblioteca
  • Repositorios institucionales y temáticos, uso básico
  • Acceso a nuevas herramientas del mundo académico
  • Etc.

Resultado de imagen de opac

4) El bibliotecario como informador y como facilitador

En realidad, ALFIN responde a una necesidad. La necesidad del usuario no sólo de obtener lo que busca, sino de ser enseñado a detectar sus necesidades informativas, buscarlas, evaluarlas y usarlas. El bibliotecario, además, debe ser la “obra” o “fuente” de referencia más fidedigna e inagotable de la biblioteca.

El alumno en la Bblioteca Universitaria quiere estudiar y/o encontrar complementos para un mejor estudio y mejores resultados en sus asignaturas. Y el bibliotecario, ante todo, debe ser para él un informador y un facilitador de recursos.

5) Que la biblioteca sea una aliada del plan de estudios del alumno

La BU no es otra cosa para el alumno, aunque el CRAI haya disminuido esa concepción, que un apoyo y un centro de recursos para el aprendizaje de éste. Por eso, tiene que haber una conexión intensa y estable entre el plan de estudios del alumno, el Grado que estudia, y la BU. De nada serviría una Biblioteca Universitaria ajena a los Grados a los que pertenece

Resultado de imagen de biblioteca universitaria

Artículo escrito por Enrique Navas Benito / Director de la Academia Auxiliar de Biblioteca

academia auxiliar de biblioteca

!Fórmate con nosotros! !Consulta nuestros cursos y temarios oposiciones!