Resultado de imagen de libros infantiles

Libros infantiles. Imagen extraída de la web ofertitas.es

La selección de los fondos de una biblioteca infantil o sección infantil de una biblioteca pública es un trabajo difícil y delicado, ya que éstos han de ser elegidos por los adultos que a menudo olvidamos que el niño ve y siente de forma diferente. A la hora de seleccionar un libro para niños tenemos que pensar no sólo en la calidad de sus ilustraciones, la exactitud de su contenido y la adecuación de éste a la psicología infantil, sino, y muy especialmente, en las posibilidades que ese libro tiene de ser leído por un niño. Queremos desde esta academia dar algunos apuntes al respecto.

Las Pautas para Bibliotecas Públicas, al referirse a libros para niños, dicen:

Los libros ofrecidos a los niños deberían elaborarse con los más altos niveles de redacción, ilustración y producción, para que favorezcan una temprana apreciación de los libros tanto por sí mismos como por su contenido“. Afirma la IFLA que en una Biblioteca Pública que tenga sección infantil, un 30% del total de la colección debe estar dirigida a los niños-jóvenes.

El fondo de la biblioteca infantil debe ser amplio y variado, reuniendo todo lo que se publica referido a niños, las obras clásicas de la literatura infantil y una buena colección de diccionarios y enciclopedias de todos los temas y niveles, que respondan a tres criterios básicos:

  • Que sirva para dar respuesta a la demanda de información de sus usuarios
  • Que satisfaga las necesidades recreativas de los niños
  • Que no solo responda a preguntas sino que sea capaz también de generarlas.

 

Selección de los fondos infantiles

Habrá que tener en cuenta los libros y otros materiales que escogemos y qué tienen que decir los niños en esa elección, o en nombre de qué principios realizamos esa selección. Si partimos de la idea de que el lector adulto es responsable de sus lecturas y que el niño-lector aparece como un ser inocente al cual hay que proteger de influencias nefastas o choques psicológicos, nos encontramos ante una difícil tarea.

En cuanto a lo expuesto hay una serie de principios que hay que tener en cuenta, partiendo del hecho de que es muy difícil dar unos principios validos para todos los libros, pues cada obra necesita una lectura particular:

– Adaptación del libro al lector que va dirigido, a su edad.

  • Facilidad de lectura
  • Atractivo del argumento
  • Desde el punto de vista material que sean libros sólidos
  • Autor y la colección, aunque siempre pueden presentar irregularidades de un libro a otro
  • Ilustraciones atrayentes
  • Estilo y forma del lenguaje adaptado a los niños y a cada edad

Diferenciemos que siempre serán más fáciles de seleccionar las obras educativas que las de ficción (novelas cuentos, comics), pues en las primeras es más fácil establecer unos criterios válidos como la exactitud, veracidad, actualidad, relación texto- imagen, progresión pedagógica, legibilidad, índices bibliográficos, etc.

 

Enrique Navas Benito / Auxiliar de Biblioteca

academia auxiliar de biblioteca

!Fórmate con nosotros! !Consulta nuestros cursos homologados y cursos/temarios de oposiciones!