Biblioterapia, lecturas saludables

La autoayuda o sanación emocional a través de los libros está muy en boga en las bibliotecas del siglo XXI. Tanto es así, que ya existe bibliografía al respecto, proyectos, jornadas, etc. Vamos a basar este epígrafe en la introducción de la Guía BIBLIOTERAPIA, lecturas-saludables, realizado por la Xunta de Galicia en 2018…

Definición de Biblioterapia

El término biblioterapia hace referencia a una extensa variedad de intervenciones clínicas –terapéuticas o psicoeducativas– y no clínicas –de desarrollo, creativas o sociales– que usan libros o textos en beneficio de las personas a través de la lectura y la discusión.

En el contexto clínico, la mayor parte de la bibliografía científica define la biblioterapia como el uso de lecturas –libros o materiales escritos– con un objetivo terapéutico. Otros autores la referencian como una forma de intervención en la que los materiales estructurados proporcionan un medio de desarrollo personal para ayudar a aliviar el malestar. Este tipo de definiciones hacen énfasis además en el componente didáctico de la biblioterapia.

Aunque puede ser empleada en diferentes problemas de salud o enfermedades, es frecuente su uso en trastornos de salud mental y emocionales, en particular cuando los síntomas son leves o moderados. Puede usarse bien como única intervención supervisada o asociada a otros tratamientos.

Tipos de Biblioterapia

Globalmente se puede considerar que existen dos grandes tipos de biblioterapia: la basada en libros de autoayuda y de consejo –también denominada lectura basada en la prescripción o autoayuda guiada– y la creativa o de desarrollo –que emplea la lectura guiada de prosa o poesía–.

También existen diferentes modalidades según el papel de los profesionales en su uso y el tipo de profesional –por ejemplo, en función de los diferentes grados de interacción con los profesionales y de la implicación solo de profesionales sanitarios   o de la colaboración con bibliotecarios, docentes etc. en la intervención–.

En cuanto a la implementación de los proyectos, algunas experiencias tienen lugar dentro de los propios sistemas sanitarios para pacientes y familias –por ejemplo, en hospitales y otros centros o en dispositivos sanitarios– y otras buscan la colaboración activa entre el sistema de salud y las bibliotecas públicas, dirigidas tanto a pacientes y familiares como a la población general.

Lo común a todas las modalidades de biblioterapia es el uso de lecturas seleccionadas y evaluadas para ayudar a afrontar los problemas de salud y mejorar el bienestar, a través de información que permite entender mejor las situaciones y, por lo tanto, desarrollar respuestas basadas en la resiliencia.

Biblioterapia: Mens sana in libri sano... - BiblogTecarios

Breve aproximación histórica 

Las primeras referencias a la biblioterapia en la literatura médica provienen de los Estados Unidos en los años 30 del pasado siglo. Uno de los primeros trabajos que se citan en la literatura es de Webb y se titula “La Prescripción de Literatura”, aunque el término biblioterapia había sido acuñado ya en 1916 por Samuel McChord Crothers. A partir de la década de los 30, la biblioterapia quedó constituida como campo científico y entre los años 40 y 60 se observó un claro aumento de las publicaciones referidas a la investigación en este ámbito.

En los años 80 y 90, se fue extendiendo el uso de la biblioterapia como intervención o para la educación de los pacientes, si bien en ese momento aún estaba poco investigada como modalidad terapéutica. Con la llegada de los movimientos de la Medicina Basada en la Evidencia (MBE) y la Psicología Basada en la Evidencia (PBE), la exploración de su potencial como herramienta terapéutica se convirtió en un objetivo para los investigadores.

En las últimas décadas, la biblioterapia ha sido un tema evaluado en estudios primarios, revisiones sistemáticas y metaanálisis y comenzó a ser considerada en las guías de práctica clínica en el campo de la salud mental.

Biblioterapia como cura para las enfermedades - QuéLeer

Aunque desde entonces diferentes países trabajan en iniciativas de biblioterapia, el Reino Unido es un referente en la implementación de programas de prescripción de libros en el sistema sanitario en colaboración con las bibliotecas públicas. La iniciativa más conocida es Books on Prescription, que comenzó en la década del 2000 y se implantó a nivel estatal en el National Health Service (NHS) en 2013 bajo la denominación Reading Well Books on Prescription. Esta experiencia obtuvo una amplia aceptación por parte de los clínicos y de los pacientes. En concreto, estos últimos destacaron que el uso de libros –fundamentalmente de autoayuda, leídos en solitario y con diferentes grados de interacción con los clínicos– aumentó el conocimiento de su problema y la confianza en el manejo de los síntomas.

En el Reino Unido también están funcionando otros programas de biblioterapia en colaboración con el NHS, como son Well into Words y Get into Reading, aunque estos últimos emplean poesía y prosa en grupos de lectura tanto en bibliotecas como en hospitales u otros centros sanitarios. Otros proyectos interesantes son The Power of Words, en el sistema sanitario público de Irlan, o The HANDI Project, en Australia.

En España existen algunas iniciativas, pero hay poca experiencia en proyectos impulsados, implementados y coordinados por el sistema sanitario en colaboración con las bibliotecas públicas. En Galicia, varios hospitales cuentan con catálogos para pacientes en las bibliotecas y se ha puesto en marcha alguna iniciativa relacionada, como el proyecto Literapia, en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. En la actualidad, se están desarrollando experiencias de biblioterapia en grupos de lectura en el ámbito de la salud mental, sobre todo en asociaciones de pacientes y de voluntariado, como los grupos que dinamiza la asociación Itínera. También se están realizando actividades relacionadas con la biblioterapia en las aulas de los hospitales, al tiempo que muchos profesionales sanitarios han introducido ya la recomendación de lecturas en la práctica clínica habitual.

 

 

academia auxiliar de biblioteca

!Fórmate con nosotros! !Consulta nuestros cursos/temarios de oposiciones y de formación profesional!