Ministerio de Cultura y Deporte
Imagen: Web del MCD

El Consejo de Ministros, a propuesta de los ministros de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, de Industria, Comercio y Turismo, Héctor José Gómez y de la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morat, ha aprobado la siguiente declaración institucional: “Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual el 26 de abril, el Gobierno de España manifiesta su compromiso con la defensa y promoción de los derechos de propiedad intelectual e industrial, y, en particular, con el fomento de la participación y acceso de las mujeres al sistema de la propiedad industrial e intelectual».

El Día Mundial de la Propiedad Intelectual fue instaurado en el año 2000 por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en conmemoración del 30ª aniversario de la entrada en vigor de su convenio fundacional. Este organismo internacional, miembro del sistema de Naciones Unidas es el encargado de fomentar la protección y el uso de las obras y prestaciones objeto de la propiedad intelectual e industrial, como las invenciones, los dibujos y modelos, las marcas, los libros, la música o las películas.

En 2023 la OMPI ha decidido dedicar la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual a las mujeres creadores e inventoras, bajo el lema «Las mujeres y la PI: Acelerar la innovación y la creatividad», reconocimiento al que se suma el Gobierno de España, para el que las políticas de igualdad de género, en todos los ámbitos, constituyen una prioridad de país.

España es un ejemplo muy destacado en términos de creación artística, literaria, científica, industrial y empresarial. Los hombres y mujeres de nuestro país que han destacado por su capacidad para idear y materializar obras y creaciones pictóricas, escultóricas, fotográficas, musicales, escénicas y audiovisuales, literarias, arquitectónicas, tecnológicas, científicas e industriales, son incontables y han dejado huella en el mundo.

Esto ha sido posible, en gran parte, gracias a la existencia de un sistema equilibrado de protección y promoción de la propiedad intelectual e industrial, asimilable al de los países más innovadores del mundo. Los frutos de disciplinas tan variadas como el arte, la arquitectura, el interiorismo, el diseño, la moda, el cine, la música, la literatura, la prensa, la agricultura, la biotecnología o la inteligencia artificial están protegidos, o son susceptibles de protección, mediante derechos de autor y derechos conexos, patentes, marcas y diseños.

En este contexto, desde el compromiso con la igualdad, el talento de las mujeres en todos estos campos debe ponerse de relieve. Las mujeres deben acceder, participar y ser protagonistas del sistema de protección y promoción de la propiedad intelectual e industrial, puesto que estos derechos, y la protección que implican, contribuyen de manera directa al reconocimiento y a la remuneración del esfuerzo creativo e innovador, así como a la inversión y al progreso cultural y económico de nuestro país.

Aunque la brecha de género es aún muy pronunciada en el terreno de la creación y la innovación, España presenta buenos datos a nivel comparado. De acuerdo con datos de la propia OMPI, España es el país del mundo con mayor tasa de mujeres inventoras, con un 26%. Las tendencias muestran un incremento constante y sostenido de la presencia de mujeres en la invención y la innovación en las dos últimas décadas. En 2003 no llegábamos al 15% de presencia femenina en las invenciones registradas. En 2022, las mujeres firmaban casi uno de cada cuatro inventos con patente europea y un tercio de los inventos con patente nacional.

De acuerdo con los datos más recientes de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea -EUIPO- y de la Oficina Europea de Patentes -EPO-, las empresas usuarias intensivas de derechos de propiedad intelectual e industrial representan el 27,5 % del total de puestos de trabajo y el 43,2% del total de la actividad económica (PIB) de nuestro país, lo que refleja la relevancia de estos intangibles. Además, los sectores intensivos en derechos de propiedad intelectual ofrecen salarios significativamente superiores a los de otros sectores (con un diferencial del 41%) y más inversión en I+D+i que la media, en línea con las directrices europeas e internacionales más ambiciosas y con los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española.

La defensa y promoción de la propiedad intelectual e industrial coadyuvan a posicionar a España como un referente mundial de las industrias científicas, tecnológicas, culturales y creativas, con efectos positivos para el conjunto de la ciudadanía y para la prosperidad y la sostenibilidad de nuestro Estado de bienestar.

España también es y quiere seguir siendo un referente mundial en términos de igualdad. Los derechos de propiedad intelectual e industrial contribuyen a consolidar un modelo económico sostenible, competitivo e integrador, que no es concebible sin la presencia, en igualdad de condiciones, de las mujeres.

Por ello, el Gobierno apoya firmemente la defensa y promoción de los derechos de propiedad intelectual e industrial, el fomento de la participación y acceso de las mujeres a dicho sistema de derechos, la lucha contra la vulneración de estos derechos y la regulación de nuevos derechos de propiedad industrial e intelectual en el marco de la Cuarta Revolución Industrial.

Mediante esta Declaración Institucional el Gobierno de España expresa su firme compromiso para seguir avanzando en la protección y el fomento de los derechos de propiedad intelectual e industrial, reforzando la participación y el acceso de las mujeres a los mismos, para estimular así la inventiva, la creatividad y la innovación y contribuir de este modo al crecimiento y al desarrollo de nuestra economía, de nuestra democracia y, en definitiva, de nuestra sociedad”.

Fuente: Web del MCD

academia auxiliar de biblioteca

!Fórmate con nosotros! !Consulta nuestros cursos/temarios de oposiciones y de formación profesional!